martes, 17 de febrero de 2009

Cinco minutos en un cerro de Villa María del Triunfo


Ya había oscurecido cuando llegamos al AAHH Edén del Manantial de Villa María del Triunfo, por más que nos esforzamos en aparecer como si no fuera culpa nuestra haber llegado tarde por casi dos horas, llegamos cargando la prisa y algo de mala suerte rumbo a este lugar.

Cuando Efraín (amigo desde la época universitaria), responsable del proyecto 5minutos5, me pidió le apoyara en la última proyección de la campaña de VMT pues él debía viajar al interior del país, me imaginaba llegar con las mínimas comodidades, de hecho quería ir directo al lugar, pero había que esperar la camioneta de la municipalidad (institución que trabajó junto a 5minutos5).

Pero ellos llegaron tarde al punto de encuentro y encima una llanta reventó a pocas cuadras del viaje. Había que buscar un llantero porque el Edén del Manantial es una quebrada donde el único camino es una trocha en pendiente ascendente, así que se necesitaba una buena máquina para llegar con toda la carga. Al final subí a la tolva entre sillas y parlantes y demás materiales a usarse en la proyección.

Viajé peor que una res rumbo al matadero, pero no es mi intención quejarme pues sé como se viaja en los pueblos más alejados de las provincias del país, donde lo único que llega es un camión una vez a la semana; ya sé de esos viajes, es una aventura que recomiendo a los que les gusta las emociones fuertes y tengan el físico para soportar horas de horas el maltrato al cuerpo.


Días antes había asistido a la proyección de 5minutos5 en la Plaza de Armas de José Carlos Mariátegui, VMT, pero esta es una zona urbanizada del distrito así que lo interesante era ver lo que pasaría en una las zonas más alejadas como el Edén del Manantial. Lugar donde cada invierno se registra las temperaturas más bajas de Lima, y donde se sufre una humedad que mina los huesos de los que viven allí. Tal vez recuerden que cada año los canales de TV van a este lugar para mostrar las condiciones difíciles de vida, humedad, lluvia, pobreza, falta de postas médicas etc.

Entonces ver la respuesta de este público ante la proyección de cortos cinematográficos, de verdad me interesaba y así salió una breve aventura por la Lima que no aparece en las guías para turistas, y que para suerte de nuestros gobernantes estuvo lejos de los ojos de las comitivas del APEC. Es que hay que mostrar que somos una ciudad donde cada vez hay menos pobreza, y así hacer feliz a nuestro mofletudo presi y al mudito chiclayano.

Mientras vamos llegando al Edén del Manantial la gente nos observa como si fuéramos animales raros. Ver una camioneta del serenazgo por estas zonas llama la atención. Es importante hacer sentir a la gente que el gobierno local sí llega a las zonas más alejadas, que son importantes y que se va a trabajar mano a mano para mejorar la calidad de vida. Eso, imagino yo, lo debe saber muy bien el alcalde.

Al llegar nos recibe el reclamo de las dirigentes del Módulo Comunal, no podemos defraudar la expectativa de las decenas de niños que esperan hace horas, nos dice. Todos se arremolinan a la camioneta. Entonces un gesto de un niño de unos seis años me desarma, se me acerca y me abraza como si supiera que fuera a darle algún regalo. Respondo igual y le digo que hay que ser ordenados y que en 5 minutos empieza la función.

Se dice que todos los días alguien descubre el cine, no sé si esa noche del 28 de enero más de un centenar de niños del Edén del Manantial lo descubrieron en su esplendor, pero tratamos de acercarnos a ello. Sin más preámbulo se proyectó primero algunos cortos animados para niños, luego otros de contenido para un público más joven, y al final uno de los mejores cortos del 2008, Danzak, filmado en otra zona pobre de VMT, Tablada de Turín.

A diferencia de la proyección en la Plaza de Armas de JCM, aquí nadie se fue hasta el final y por el contrario se iban sumando más público que llegaba de trabajar, ya sea luego de una larga caminata de varias cuadras polvorientas desde el último paradero de combis, lo que puede ser más de un kilómetro de caminata hasta la última casa, a riesgo de ser asaltado por alguna pandilla.

Alguien del área de Cultura de la municipalidad me comenta que aquí no llega muy bien la señal de TV, ni pensar en el cable, hay electricidad a medias pero no hay servicio de agua y sólo los que tienen reproductor de DVD pueden ver películas. Trato de comprobar algo de lo que me dice e intento hacer una llamada desde el celular, la señal se corta y es imposible. Hay que buscar cuadras más abajo un teléfono público.

Lo primera idea que tenemos del cine son las imágenes, pero está también todo lo que rodea a una exhibición. Algunos recuerdan su primer acercamiento al cine a través de los llamados cine de barrio, otros lo harán con estas muestras itinerantes como lo hace 5minutos5.

La idea era contar el trabajo detrás de 5minutos5, y hasta dar una mirada pintoresca al asunto, pero al final salió una interesante experiencia sociológica donde una vez más lo que hay detrás de este tipo de proyectos es más interesante que la aparente formalidad; que a manera de ensayo sería decir 5minutos5 busca difundir el cortometraje nacional, a fin de crear un acercamiento positivo con el público de las zonas emergentes. Descentralizando así la propuesta audiovisual como actividad artística y cultural, pero 5minutos5 no pretende ser solamente una proyección sino que busca generar la discusión y la reflexión entorno a los temas tratados en los cortos, historias que hablan de nosotros mismos, de nuestra idiosincrasia, de nuestras virtudes y defectos.

Quedan grabados para la memoria la respuesta de los niños y de los adolescentes, sus risas como respuesta a las escenas de los cortos animados donde la violencia representaba una situación, como si esta fuera lo normal en sus vidas. Queda para la reflexión la sonrisa socarrona de los adultos y adolescentes cuando veían el corto donde se trataba el tema de la viveza criolla, sino eres ‘mosca’ en esta ciudad te comen con zapatos y todo, entendiendo por ‘mosca’ al tipo criollazo, el que se las sabe todas, y que vive en todos nosotros, desde los que habitan lujosos edificios del Golf de San Isidro hasta las chozas del Edén del Manantial.

Como corolario hay que recordar que la Asociación Cultural 5minutos5, tiene como una de sus principales actividades el Festival Itinerante de Cortometrajes que recorre desde el 2005 los conos de Lima. Esto es posible gracias al apoyo del Centro Cultural de España y de diversas instituciones como municipalidades y organizaciones vecinales. En palabras de Efraín 5minutos5 es: “Un honesto interés por difundir el arte audiovisual en sectores donde la actividad cultural propuesta por Lima, no llega”. Pueden buscar más información en www.5minutos5.blogspot.com

Algún despistado puede pensar que detrás hay un interés económico, pero no es así pues hay que buscar el material a proyectar entre los realizadores y pedir su permiso para la exhibición, sin retribuciones económicas de por medio pues al público que se llega no se le puede cobrar nada, pues se recortaría su presupuesto para vivir, ellos no tienen para gastos extras sino para lo elemental como es alimentación y servicios básicos.

Al final me queda una curiosidad, el afán de las personas por llamar a los lugares por lo contrario de lo que es; el Edén del Manantial está lejos de ser ese paraíso terrenal, por el contrario se parece más a un conjunto de cerros de piedras y arena, donde los hombres se resisten a dejarse vencer por el mortal frío del invierno y el calor asfixiante del verano.

6 comentarios:

Ismael López dijo...

Siempre preciso! Chamán embruja con estas fascinante propuesta cultural e ideológica

Anónimo dijo...

Felicitaciones !!! Alguna vez quise hacer algo parecido, he tenido la oportunidad de recorrer esos y otros "rincones" de la periferia pobre de Lima. No deja de sorprender la mencion de que algunos de los pobladores de EDEN tienen reproductores DVD en casa. Como podriamos procesar esa informacion teniendo en cuenta la extrema pobreza que se senhala en el lugar?
Saludos, sigan adelante en su encomiable esfuerzo

Dario Enriquez
Un peruano amigo desde Montreal

Anónimo dijo...

ver cortos, pelas,documentales en lugares asi es otra nota a una sala.Para el recuerdo.

isabel

5minutos5 dijo...

muchas gracias por la crónica Emilio,te quedo bien bacán. captaste el espiritu de la propuesta.5m5 segirá trabajando con los vecinos de villa maria del triunfo xq este proceso ya se inició y felizmente el único camino que queda es continuar.

Paola Quiroz dijo...

Interesante manera de narrar un episodio más de la aventura quijotesca del buen Efraín Agüero.

El vaticinio inocuo como resultado de tan ingeniosa empresa es NUEVOS CIUDADANOS Y DIÁLOGOS DIVERSOS QUE INTEGRAN A UNA SOCIEDAD MUCHAS VECES DISOCIADA, ALTERADA, AJENA, SEGREGANTE, CIEGA, SORDA Y SOCIALMENTE AUTISTA...

Aplausos y que siga la función....

martín vargas dijo...

UNA EXPERIENCIA RECONFORTANTE MI ESTIMADO E. SALUDOS