miércoles, 19 de agosto de 2009

Maneras de hacerle perder el tiempo a uno

Lunes 10 de agosto, 11:15 de la mañana. Llego presuroso a la oficina de la SUNAT de Higuereta. No sé porque creí que yendo a esa hora y habiendo pasado marzo y abril, meses en que todos vamos a la SUNAT a declarar nuestros impuestos y demás yerbas contables.

De sopetón me recibe un larga cola de algo más de cien personas, dentro del local hay más. Maldita sea nunca podré ganar tiempo a estas interminables colas.

Haciendo cola no puedo evitar a un orador evangélico que quiere sacarle el jugo al tiempo de su ‘público cautivo’ (no es broma, eso pasó). Afortunadamente a los pocos minutos es sacado por el policía que cuida esta oficina.

Logro entrar. De saque sólo me dan un ticket de atención para un solo trámite y no dos como quería. Reboto de mi primera consulta y hay que volver a hacer la cola dentro del local y volver a esperar a que me atiendan. Mientras, el tiempo me va ganando.

Hay cosas que uno debe hacer en persona, pero no sé si me tomaría más tiempo dando una carta poder a un tercero para que las haga por mí. Si fuera un tipo especializado en el lenguaje de la SUNAT tal vez habría podrido hacer todo esto vía Internet, pero por más que lo intenté quedé condenado a ir personalmente.

Para colmo no hay un baño para el público. Además de perder tiempo mi pobre vejiga paga las consecuencias. Una hora y 20 minutos después termina todo este papeleo.

¿Qué trámite hice? Presentar una queja formal ante la Defensoría del Contribuyente de la SUNAT por un exceso de demora en una respuesta a la solicitud de devolución de pago en exceso de la renta de cuarta categoría de años atrás; en cristiano, DEVUÉLVANME MI PLATA.

Se suponía eran 45 días útiles a partir del 2 de abril y nada hasta ahora. En la Defensoría me han dicho vía teléfono que tal vez la primera semana de setiembre atiendan mi reclamo (no tienen el personal suficiente dicen).

No tengo mucho tiempo libre. Ojalá las cosas fueran más rápidas o fáciles, o alguien se ocupara de estos menesteres por uno.

¿Y a ti cómo te han hecho perder el tiempo este tipos de trámites?