jueves, 20 de mayo de 2010

Rompiéndose el ojo en el camal de la belleza

video


Como quien no quiere la cosa estaba yo allí en medio de tanta fémina (así para estar a tono con la redacción de las comisarías), entre estilistas, figuretis y demás fauna del mundo de la estética del mundo de los salones de belleza; todo para celebrar los 30 años de la revista MODAlite.

Revista de origen argentino especializada en el tema de la belleza, rubro que mueve millones de millones en el mundo, sino multipliquen nomás el número de mujeres que gastan en lo más básico, tintes para el cabello, y a esto hay que sumarle lo que consume cada quien según sus recursos económico. Para ello la oferta tiene una infinidad de productos.

Con razón Facundo Ortiz, director comercial y editor internacional de la revista dijo eufórico: “Que viva la peluquería, que viva la peluquería”. Fueron sus palabras al cerrar las presentaciones de la fiesta que se llevó a cabo el lunes 17 de mayo en la discoteca Vocé de Lince.

video

Hay que precisar que la edición nacional de esta revista tiene tres años en el Perú. Como toda fiesta de gremio (entendido como grupo de trabajadores de un sector productivo), esta fue auspiciada por firmas importantes de esta industria, algunas que se me vienen a la mente son LOREAL y REVLON.

Yo estaba allí circunstancialmente, pues no es mi rutina de los lunes ir a las discotecas pero fui llevado de las greñas por mi novia estilista. Ya en el camino era viajar con la cara larga. ¿Qué haría yo en una fiesta de estilistas? Pues ir de fotógrafo de ella, iba ella en plan de lobby socialité.



Había que demostrar lo que uno aprendió en los cursos de fotografía de la universidad. Al principio de mala gana y luego con placer voyeurista al ver tanta modelo ricotota. De lo que pude ver (pues como siempre llegamos tarde) me gustó una modelo de la colección Rock’n’ folk de LOREAL (la chica de la foto).

Una chica alta como una palmera tropical, vestida de estricto negro que hacía más largas sus piernas, que la hacía más evanescente para mis apetitos de ‘camal’ estético. Ella pasó por la pasarela como una abeja ante sus zánganos y obreras. Tenía un peinado abombado que la hacía ver más exótica. Era toda voluptuosidad en sus formas justas. Entonces se me ocurrió darme una vuelta por bastidores pero ya no estaba.




Luego vinieron las presentaciones de un aclamado y querido Nacho del Aguila (allí me enteré que era muy conocido en el mundo de las tijeras en el Perú). En el video pueden ver unos momentos de su presentación. Las palabras del estilista argentino Gustavo Cochet me parecieron más que interesantes, pues además de ser motivacional tenían un punch poderoso de marketing.

Seguí haciendo las fotos y al final se desató la fiesta para la gente de las tijeras y los peines. Barra libre para el vino y música a más no poder. Ya cuando me había picado me pasó lo mismo que cuenta la publicidad de esa cosa frutada Quara (que es cerveza que no la es, no sé qué es).

Post data. Los modelos hombres pasaron sin pena ni gloria, la verdad más de lo primero. Por eso es que estamos lejos del profesionalismo de las pasarelas del primer mundo. Cosas del trópico supongo. La mayoría de las chicas tuvieron un performance aceptable y la animación correcta. Habrá que imaginarse el glamour de las exposiciones más importantes del mundo en este negocio.

Ojalá que luego de tanto floro a la flaca de negro que dejó rojos mis ojos, no me caiga un puñete de mi novia o me haga un corte de cabello que me haga ver más feo de lo que soy.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No cambia, es Ud. un Monsieur Voyeur... que si lee esto la novia fácil te hace el corte de Robert De Niro en "Taxi Driver"...
Saludos
Fireman

Emilio dijo...

que buen corte ese... asi a lo matòn de mototaxi en la version perucha